Story 02

Para derretirse

¿Solamente los valores internos son importantes? Para nada. La start-up fabricante de chocolates nucao apuesta, como pionera del sector, por un empaque primario sustentable y que pueda integrarse en la economía circular, fabricado 100 por ciento de papel: producido por Koehler Paper.

Chocolate. Al oír esta palabra, a la mayoría de las personas ya se les antoja. Al menos en Alemania, porque casi ninguna otra nación del mundo está tan enamorada del chocolate: Según el portal de datos Statista, en el año 2021 los consumidores y las consumidoras consumieron aquí 9.21 kilos por cabeza.

Mathias Tholey comparte esta pasión, aunque no solo por razones de gusto. Porque por mucho que al ingeniero industrial y naturópata desde los días de su infancia ame la tentación de sentir cómo se derrite lentamente en la boca, con igual claridad ve también su enorme potencial respecto a la sustentabilidad. Y una parte de este potencial la quiere desarrollar el co-fundador de la start-up de chocolates nucao, con apoyo de Koehler Paper.

Materia prima con lados oscuros

«El cacao es una planta fenomenal. Pero su cultivo puede realizarse en condiciones muy diversas», reporta el empresario, y señala los conocidos efectos colaterales negativos, como el trabajo infantil, el uso de pesticidas, y la deforestación. Para mencionar cifras concretas: Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el año 2021 se cosecharon en todo el mundo 5.6 millones de toneladas de granos de cacao. Pero el 40 por ciento de esto proviene de Costa de Marfil, donde según datos de la WWF en algunas regiones se han talado 90 por ciento de los bosques, y se han sustituido con plantaciones de cacao.

Por eso, nucao dona un tres por ciento de su volumen de ventas para proyectos de reforestación, y apuesta por cacao de comercio justo producido ecológicamente por cooperativas peruanas. Estas fomentan con la agrosilvicultura, es decir, una combinación de gestión forestal y agricultura en la misma superficie de producción, la biodiversidad y la protección contra la erosión, y renuncian al uso de pesticidas. Esto beneficia la salud de los consumidores: «No solo nos importa el medio ambiente y las condiciones de producción, sino también la salud», dice Tholey. «Por eso, todos nuestros productos son biológicos y veganos, contienen 30 por ciento menos azúcar que los chocolates habituales, no contienen aromatizantes, y se las arreglan con menos ingredientes, que son, en cambio, de mayor calidad.

Mathias Tholey, co-fundador y director general de nucao

“¿Que si se puede saborear la sustentabilidad? No. Pero sin embargo, sí tiene efectos en el disfrute, porque se consume con una conciencia más tranquila. Para muchas personas, esto es muy importante en términos de cambio climático y comercio justo.”

Mathias Tholey

co-fundador y director general de nucao

Sustentable por todos lados

Y los productos son también algo más: vienen empacados de forma sustentable. Exactamente aquí entra en el juego Koehler Paper. Porque desde fines de 2022, nucao utiliza para sus frutas con chocolate y sus nueces con chocolate de la marca general nucao, como primer fabricante de chocolates del mercado, un empaque primario 100 por ciento a base de papel. Se designa como empaque primario al material que entra en contacto directo con el producto. En este caso se trata del papel Koehler NexPlus® Advanced. Después de utilizarse, se puede canalizar a la recolección de papel usado, y las fibras pueden volver a utilizarse varias veces en el sentido de la economía circular. En comparación con las envolturas de plástico convencionales, estos empaques de papel flexibles reducen la huella de carbono de manera significativa. El prestador de servicios ecológicos Interseroh ha distinguido la innovación de Koehler Paper con el sello «Made for Recycling».

«Desde la primera tableta teníamos una gran ambición con respecto a los empaques sustentables, y al momento de nuestra fundación en 2016 nos encontramos con un vacío total en el sector de empaques en este tema», recuerda Tholey. Por eso, él y sus dos co-fundadores, Thomas Stoffels y Christian Fenner, trabajaron junto con otras start-ups con materiales compuestos compostables en casa, sin embargo no eran reciclables. A fin de cuentas, un proceso de compostaje no genera nuevas materias primas que pudieran utilizarse para la producción de otros bienes. nucao no quiso darse por satisfecha con esta pérdida de materia prima. En 2021 se estableció el contacto con Koehler Paper, así como con un competidor. Pero la larga experiencia y la alta calidad del producto de la empresa familiar de Baden convencieron rápidamente al trío de Leipzig. Tholey destaca especialmente tres aspectos:

1

Tacto: El material se siente muy natural y realmente como papel.

2

Adaptación a las máquinas: Muchas máquinas están adaptadas para los plásticos, pero la conversión al papel que puede integrarse en la economía circular funciona muy bien.

3

Funcionalidad: El papel cuenta con buenas barreras contra el oxígeno, el aceite mineral y la grasa, lo cual es necesario para el contacto con el chocolate y las nueces.

Story 01

De manera sustentable hacia el mañana

En la entrevista, los miembros del consejo directivo Kai Furler, el Dr. Stefan Karrer y Frank Lendowski sobre el futuro del Grupo Koehler.

Story 03

Con mucha inventiva

Koehler Innovation & Technology desarrolla papeles amigables con el medio ambiente, que se patentan.